Ver artículo" />

Académico UPLA y SEREMI de Medio ambiente de Valparaíso se reunieron en el Humedal de Mantagua, en el marco de proyecto de monitoreo rápido de biodiversidad acuática mediante ADN ambiental

5/11/2021

Proyecto pretende crear material didáctico y talleres científicos para dos escuelas de la región, además de vecinos y agentes territoriales del sector.

Claudio Quezada Romegialli, académico de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), se reunió con la Seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, María Victoria Gazmuri, y miembros de la comunidad educativa y local para compartir el trabajo de monitoreo rápido de biodiversidad acuática en el Humedal de Mantagua. El proyecto, llamado “Monitoreo rápido de la biodiversidad acuática mediante el uso de ADN ambiental: una tecnología open source para la innovación social y la educación ambiental”, es parte del Social CreaLab: Laboratorio de Innovación Social y Creatividad, de la Dirección General de Vinculación con el Medio (DGVM) de la universidad.

Este proyecto pretende generar un monitoreo piloto en ambientes acuáticos marinos y continentales en la región de Valparaíso, para visibilizar la tecnología de ADN ambiental en la solución de problemas ambientales, además de vincular a organismos territoriales y a la comunidad educativa para la conservación del patrimonio natural de la zona.

Durante la jornada, se realizó un reconocimiento del ecosistema, monitoreando la albúfera, un ecosistema altamente salino que colinda con el mar. Allí extrajeron muestras de agua para su análisis en laboratorio. Además, el equipo logró detectar un grupo de macro invertebrados, además de peces nativos y otras especies introducidas.

María Victoria Gazmuri, Seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, indicó que “estamos trabajando en distintas líneas, con el Programa de Recuperación Ambiental y Social (PRAS), por lo tanto, este trabajo colaborativo para identificar cuáles son las especies que están presentes en el lugar es sumamente importante, porque nos va a permitir establecer una línea base para poder proyectar políticas públicas en el territorio. Así que, estamos muy agradecidos por la universidad en este proyecto que están desarrollando”.

Por su parte, Claudio Quezada, quien es director del proyecto, explicó que el financiamiento recibido por la DGVM UPLA “nos permite conocer la biodiversidad que normalmente no la tenemos clara del todo, porque no existen los especialistas, o porque no se han monitoreado correctamente, porque a lo mejor no hay suficiente información, no hay financiamiento para eso. Entonces, particularmente en el Humedal de Mantagua, nos va a permitir conocer la fauna que podamos encontrar en estos ambientes”.

Además de la Seremi de Medio Ambiente, también participan como agentes territoriales del proyecto: The Nature Conservancy, Proyecto GEF Humedales Costeros, Posada del Parque Lodge, Liceo Eduardo de la Barra y Colegio Los Príncipes.

En el proceso final del proyecto, se busca generar un material pedagógico para ser utilizado por los dos establecimientos educacionales, además de generar talleres científicos en las comunidades escolares y uno en la Posada de Parque Lodge abierto a la comunidad local como vecinos, municipios, empresas y otros agentes territoriales atingentes a la conservación del humedal.

Las proyecciones del proyecto se enfocan en que la tecnología del ADN ambiental sea una alternativa rápida, con resultados a la semana de hecha una muestra. Esto se pretende entregar como servicio a empresas ícono de la región de Valparaíso, a las municipalidades y gobierno regional, a modo de apalancar recursos que sustenten o co-financien las aplicaciones masivas de tecnologías de este tipo.

Participación de estudiantes

En paralelo al monitoreo de invertebrados, la académica de la Facultad de Ingeniería, Dra. Estela Tapia, estudiará un tipo de bacterias que podrían estar presentes en lugares contaminados del Humedal de Mantagua. Junto a esa labor, estará a cargo de seis estudiantes de Ingeniería Ambiental e Ingeniería Civil Ambiental que apoyarán las mediciones en terreno y generarán una propuesta para proteger y conservar las especies de las áreas en estudio.

«La gracia de la Ingeniería es buscar soluciones. Invitamos a nuestros estudiantes porque nos interesa que se motiven y que generen cercanía con lo que les va a tocar trabajar porque, si se dedican a la investigación, eso requerirá estar aún más en terreno o si son consultores les tocará ver dónde están los problemas y qué solución ofrecer», aseveró la académica del Departamento de Ciencias de la Ingeniería para la Sostenibilidad.

Ante este desafío los estudiantes Catalina Venegas Contreras, Jessica Araya Leyton, Sergio Cabrera Duque, Gabriela Bahamondes Pérez, Valentina Castro Aspe y Francisca Meriño Flores expresaron:

«Para nosotros/as es muy importante realizar diferentes proyectos durante nuestra estadía en la universidad para adquirir todas las competencias necesarias antes de salir al mundo laboral sobre todo con ideas novedosas como esta iniciativa, que nos impulsa a seguir creando proyectos e investigando sobre diferentes áreas de nuestra carrera. Actualmente trabajamos en conjunto con muy buenos profesores e investigadores, el Dr. Claudio Quezada y la Dra. Estela Tapia, de los cuales podemos aprender muchísimo, por lo que agradecemos la oportunidad que nos dieron de trabajar con ellos».

                           

 


Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter