Ver artículo" />

Educación Ambiental ciudadana: Proyecto de estudiantes UPLA convocó a vecinos y vecinas de Rinconada de los Andes para impartir talleres de compostaje y vermicompostaje

14/01/2022

**En la instancia, además se realizó una exposición sobre la flora y fauna que habita en el Valle de Aconcagua.

El equipo del proyecto “Mente Ambiente”, liderado por la estudiante de Pedagogía en Educación Diferencial, Bárbara Araya, realizó una actividad abierta a la comunidad en la Plaza de Rinconada de los Andes, región de Valparaíso, en la que se realizaron talleres de compostaje, vermicompostaje, eco grabado y tejido sostenible, con materiales reciclados. “Mente Ambiente” es uno de los 22 proyectos que apoyó y financió la Dirección General de Vinculación con el Medio de la Universidad de Playa Ancha (UPLA) en 2021.

La finalidad del proyecto, que comenzó en la segunda mitad del pasado año, consistía en disminuir la contaminación producida por los residuos orgánicos que se encuentran en basureros y vertederos del Valle de Aconcagua, además de buscar sistemas de riego para los cultivos en tiempos de sequía. También se crearon dos composteras en distintos puntos de la zona, una de las beneficiadas fue la sede San Felipe de la UPLA.

Talleres abiertos a la comunidad

Durante la jornada de cierre del proyecto, el equipo se emplazó en un sector de la plaza local con distintos stands, con el fin de que vecinos y vecinas interactuaran, aprendieran y crearan conciencia acerca del cuidado medioambiental en la zona, además de conocer la flora y fauna del sector.

En primer lugar, se realizó el taller de compostaje y vermicompostaje con lombrices    que facilitan el proceso de eliminación de residuos orgánicos para aportar nutrientes a la tierra. También miembros del proyecto compartieron conocimiento sobre cómo crearlas, además de regalar lombrices para que vecinos y vecinas comiencen a hacer sus propias vermicomposteras.

Por otra parte, se realizaron los talleres de eco grabado y tejido sostenible, con materiales reciclados como envases de tetrapack, cartones, lanas, retazos de telas, entre otros. A su vez, se realizó una exposición fotográfica con la flora y fauna del Valle de Aconcagua, donde se educó acerca de la existencia de gran cantidad de guanacos en la zona. Esta última actividad estuvo a cargo del geógrafo Ricardo Estay, quien también es miembro activo de Wanaku Akunkawa, organización creada en 2020 que busca generar un catastro acerca de los avistamientos de dicho animal en la zona cordillerana del lugar.

Exposición Wanaku Akunkawa.

“Wanaku Akunkawa se relaciona con el proyecto porque todo tiene que ver con el ecosistema. Tratar de ayudar de alguna manera, quizá no directamente, pero de alguna manera ayudamos a respetar el ambiente de los guanacos, quizás indirectamente educando, (…) a reciclar para que no haya tanta basura porque hay zonas en la cordillera donde hay mucha basura. De esta forma aportamos con el proceso de los residuos orgánicos a mejorar eso. Mucha gente va a la montaña y piensa que el residuo orgánico no es basura, pero sí lo es. Por ejemplo, si uno tira una cáscara de plátano y tiene agroquímicos, se la come un guanaco y va a ser perjudicial para él”, explicó el geógrafo.

Las proyecciones de “Mente Ambiente” contemplan poder brindar educación medioambiental al Jardín Renacer, con quienes ya han tenido reuniones para implementar aquello en su proyecto educativo. También, el equipo busca establecer un nexo con la Municipalidad de Los Andes para conseguir apoyo para realizar más actividades abiertas a la comunidad para fomentar la creación de espacios para el compostaje de residuos orgánicos.

Bárbara Araya, directora del proyecto, indicó “Siento que hubo una gran concurrencia. Si bien no vino toda la gente de una sola vez, el público fue fluyendo. Y también hoy quisimos abordar varias temáticas (…), yo presenté el compostaje y vermicompostaje, la gente se vio muy interesada, me pidió el contacto para después pedirme lombrices. Un caballero se comprometió a, si conseguimos madera y algunos materiales, se ofrecía a hacer más composteras, porque es carpintero (…). La gente se vio bastante interesada, sobre todo en las lombrices”, sentenció.

Finalmente, la estudiante extendió la invitación a la comunidad local a sumarse al equipo de “Mente Ambiente” con la finalidad de aprender de educación ambiental y así replicar en sus hogares los conocimientos adquiridos.

Taller de tejido sostenible.

Muestra y entrega de lombrices para vermicompostaje.

Eco grabado con materiales reciclados.


Compartir:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter